APUNTES DE LOS PRESOCRÁTICOS


CLICK PARA DESCARGAR APUNTES
CONTEXTO SOCIO-CULTURAL

( ANTES DEL SIGLO VI A.C )
La cultura griega antes del siglo VI antes de Cristo estaba basada en los mitos narrados por poetas como Homero y Hesíodo. Es una sociedad fundamentalmente religiosa y militar. Los mitos van a servir para dar una explicación religiosa a todo aquello que ocurre en la Naturaleza y que es inexplicable.
Sin embargo los mitos van a ser abandonados paulatinamente a partir del siglo VI antes de Cristo por dos razones:


1ª) Son poco manejables sus explicaciones para el dominio de la Naturaleza  ( los dioses tienen una voluntad propia difícil de manejar y no atienden a las necesidades de los mortales )
2ª) La sociedad militar griega va a ir desapareciendo para convertirse en comercial, lo cual lleva a tener un contacto con otras culturas y por tanto con la filosofía.
Cuando los mitos dejan de ser necesarios es porque la filosofía va a dar una explicación más creíble y manejable de lo que ocurre en la realidad. La filosofía se basa en la observación de una realidad que se repite y que por lo tanto se puede racionalizar           ( logos ) , sólo razonamos aquello que por repetirse puede quedar fijado de forma permanente .
A partir del siglo VI , y siguiendo la idea anteriormente expuesta, van a aparecer los primeros filósofos occidentales que van a buscar el origen de todo lo existente en la naturaleza.


TALES DE MILETO (Mileto, 624-547 a.C.)
Fue el primero en anunciar un origen físico de todo lo existente.
Si la Naturaleza remitía siempre a un principio o arjé cabía preguntarse por si era posible concebir una única realidad o sustancia que pudiera ejercer en ella tanto de origen, sustrato y causa.
Tales argumentaba que era el agua quien desempeñaba dicho papel, y quizás sea la primera explicación significativa del mundo físico sin hacer referencia explícita a lo sobrenatural. Tales afirmaba que el agua es la sustancia universal primaria y que el mundo está animado y lleno de divinidades.
Aristóteles nos dice que para Tales el agua es el principio o arché (arjé) de todas las cosas debido a que:
  • La tierra descansa sobre el agua.
  • La humedad está en la nutrición de todas las cosas.
  • En el nacimiento y en la muerte está la humedad..
  • Las semillas de todas las cosas son húmedas, y el agua es el origen de la naturaleza de las cosas húmedas.

ANAXÍMENES (Mileto, 585-524 a.C.)
Se opone a Anaximandro y a Tales en cuanto a la determinación del primer principio o "arjé" que Anaxímenes considera ser el aire. Probablemente haya tomado esta elección a partir de la experiencia, influyendo la observación de los seres vivos y la importancia del fenómeno de la respiración; en cuanto toma como "arjé" un elemento particular, su pensamiento supone un retroceso con respecto a Anaximandro; pero Anaxímenes nos ofrece un mecanismo de explicación de la generación de las cosas a partir de otro elemento distinto de ellas: ese mecanismo de generación se apoya en las nociones de "condensación" y "rarefacción". Por condensación del aire, dice Anaxímenes, se forman las nubes; si las nubes se condensan se forma el agua; la condensación del agua da lugar a la constitución del hielo, de la tierra; y la condensación de la tierra da lugar a la constitución de las piedras y los minerales; el proceso inverso lo representa la rarefacción: piedra, tierra, agua, nubes, aire y, por último la rarefacción del aire produciría el fuego.
En un principio existía el arjé, el aire y se fue condensando para dar lugar a los demás elementos por separado. Con el tiempo el proceso de condensación cesó y comenzó la rarefacción uniéndolos todos para volverse a convertir en aire.


ANAXIMANDRO (Jonia 610-546 a.C.)
La respuesta dada por Anaximandro a la cuestión del arjé puede considerarse un paso adelante respecto a Tales (del que Anaximandro probablemente fue discípulo). El arjé es ahora lo "ápeiron" ( de "a-"privativa, y "peras", límite, perímetro), es decir, lo indeterminado, lo ilimitado, que es precisamente, según hemos dicho, el concepto de lo que vamos buscando. Lo que es principio de determinación de toda realidad ha de ser indeterminado, y precisamente "ápeiron" designa de manera abstracta esta cualidad.
Esta idea fue desarrollada por Anaximandro a partir de la idea de que no había un elemento que se repitiese en todos los cuerpos para ser considerado el arjé, por lo que éste debería ser algo sin ninguna cualidad. Indeterminado.



PARMÉNIDES
Parménides nació en Elea, hacia el 540 antes de Cristo aproximadamente, donde residió hasta su muerte el año 470. Se dice que fue pitagórico y que abandonó dicha escuela para fundar la suya propia, con claros elementos anti-pitagóricos
Parménides nos expone su doctrina: la afirmación del ser y el rechazo del devenir, del cambio.El ser es uno, y la afirmación de la multiplicidad que implica el devenir, y el devenir mismo, no pasan de ser meras ilusiones.
Su obra más famosa ( Acerca de la Naturaleza ) expone su doctrina a partir del reconocimiento de dos caminos para acceder al conocimiento: la vía de la verdad ( aletheia )y la vía de la opinión ( doxa ). Sólo el primero de ellos es un camino transitable, siendo el segundo objeto de continuas contradicciones y apariencia de conocimiento.
La vía de la opinión parte, dice Parménides, de la aceptación del no ser, lo cual resulta inaceptable, pues el no ser no es. Y no se puede concebir cómo la nada podría ser el punto de partida de ningún conocimiento. Por lo demás, lo que no es, no puede ser pensado, ni siquiera "nombrado". Ni el conocimiento, ni el lenguaje permiten referirse al no ser, ya que no se puede pensar ni nombrar lo que no es). Para alcanzar el conocimiento sólo nos queda pues, la vía de la verdad. Esta vía está basada en la afirmación del ser: el ser es, y en la consecuente negación del no ser: el no ser no es.
Afirma Parménides en estas líneas la unidad e identidad del ser. El ser es, lo uno es. La afirmación del ser se opone al cambio, al devenir, y a la multiplicidad. Frente al devenir, al cambio de la realidad que habían afirmado los filósofos jonios y los pitagóricos, Parménides alzara su voz que habla en nombre de la razón: la afirmación de que algo cambia supone el reconocimiento de que ahora "es" algo que "no era" antes, lo que resultaría contradictorio y, por lo tanto, inaceptable. La afirmación del cambio supone la aceptación de este paso del "ser" "al "no ser" o viceversa, pero este paso es imposible, dice Parménides, puesto que el "no ser" no es:
El ser es y es necesario que sea, el no ser no es y es necesario que no sea.
La asociación de la vía de la verdad con el pensamiento racional y de la vía de la opinión con la sensación parece poder aceptarse, aunque sin llegar a la claridad de la distinción que encontramos en Platón. Efectivamente, Parménides afirma en el poema la superioridad del conocimiento que se atiene a la reflexión de la razón ( ser ), frente a la vía de la opinión ( no ser ) que parece surgir a partir del conocimiento sensible  ( Lo sensible es cambiante y por lo tanto pasa del ser al no ser ). Pero el conocimiento sensible es un conocimiento ilusorio, apariencia. Podemos aceptar pues que Parménides introduce la distinción entre razón y sensación, entre verdad y apariencia.
Por otro lado Parménides habla de que ser y pensar es lo mismo, se es lo que se piensa y se piensa lo que se es. El hombre piensa y sólo entonces es, y cuando lo hace, el pensar, es aquello que piensa.



HERÁCLITO ( Éfeso 544 a.C.-484 a. C. )
Heráclito afirma que el fundamento de todo está en el cambio incesante. Que el ente deviene, que todo se transforma en un proceso de continuo nacimiento y destrucción al que nada escapa. Su frase famosa:
En el mismo río entramos y no entramos, pues somos y no somos [los mismos]
El fragmento ejemplifica la doctrina heraclítea del cambio: el río —que no deja de ser el mismo río— ha cambiado sin embargo casi por completo, así como el bañista. Si bien una parte del río fluye y cambia, hay otra (el cauce, que también debe interpretarse y no tomarse en un sentido literal) que es relativamente permanente y que es la que guía el movimiento del agua. Algunos autores ven en el cauce del río el logos que "todo rige", la medida universal que ordena el cosmos, y en el agua del río, el fuego. A primera vista esto puede parecer contradictorio, pero debe recordarse que Heráclito sostiene que los opuestos no se contradicen sino que forman una unidad armónica (pero no estática). Es razonable, entonces, que la otra cara del agua sea el fuego, como él mismo lo adelanta en sus fragmentos.El agua fluye y no es la misma, el ser cambia, es y no es, el cauce permanece, el mismo ser es el mismo.
Era conocido como "el oscuro", por su expresión lapidaria y enigmática.  Su forma de escritura es aforístico-oracular, escribe en forma de fragmentos aislados para que el sujeto, dada su expresión enigmática y separada, tenga que poner de su parte para entender lo que en ellos se dice. No escribe en forma analítica ( del todo a la separación de cada una de las partes ), ni sintética ( de las partes al todo ) que es como lo hacen la mayoría de los filósofos.
Además para Heráclito el conocimiento es imposible dado que tanto el sujeto como el objeto de conocimiento están continuamente cambiando.
Ha pasado a la historia como el modelo de la afirmación del devenir ( el paso del ser al no ser, el cambio ) y del pensamiento dialéctico. Su filosofía se basa en la tesis del flujo universal de los seres: todo fluye. El devenir está animado por el conflicto: "La guerra es el padre de todas las cosas". Para Heráclito el arjé  es el fuego, en el que hay que ver la mejor expresión simbólica de los dos pilares de la filosofía de Heráclito. el devenir perpetuo y la lucha de opuestos, pues el fuego sólo se mantiene consumiendo y destruyendo, y constantemente cambia de materia.
El fuego es algo cambiante de formas permanentemente ( paso del ser al no ser ) y es el principio que hace que todos  los elementos se transformen los unos en los otros:
FUEGO+TIERRA=AGUA+FUEGO=AIRE
AIRE-FUEGO=AGUA-FUEGO=AIRE

No hay comentarios: